Construye una Marca con Propósito

¿Qué significa realmente el propósito de una marca y por qué es importante?

Encontrar el propósito de tu marca debe ser el primer paso de toda estrategia de marketing, sin embargo, muy pocas organizaciones lo hacen.

¿Sabías que 6 de cada 10 consumidores quieren marcas con propósito? Una encuesta global de Accenture Strategy a casi 30,000 consumidores encontró que el 62% de los clientes valoran más a las empresas que adoptan posturas sobre temas actuales y relevantes.

¿Qué es el propósito de una marca?

El propósito de una marca es la razón de ser de las actividades de una organización. Se basa en lo que una empresa cree firmemente y en la diferencia que puede hacer en el mundo.

Para encontrar el propósito de tu marca la pregunta clave que debes hacerte es: ¿Por qué existe tu organización/marca? ¿Cuál es tu propósito a largo plazo para mejorar la sociedad ?

El propósito de tu marca debe de ser inspirador, simple y memorable. Tiene que motivar, inspirar y emocionar a todas las personas de tu empresa, así como a los accionistas, consumidores y agencias.

Beneficios de tener un propósito de marca

Las organizaciones hoy en día tienen muy bien definido lo que ofrecen y los colaboradores tiene muy claro lo que hacen. Por ejemplo, Nike vende ropa deportiva, Dove vende geles, cremas y jabones. Además, la gran mayoría de estas organizaciones cuentan con una estrategia de diferenciación de marca clara que les permite posicionarse en la mente de los consumidores.

Imagen de BrandingJournal.com

Sin embargo, muy pocas organizaciones saben realmente por qué hacen lo que hacen. Aquí se encuentra en primer beneficio de tener un propósito de marca: te ayudará a destacar de tu competencia.

Siguiendo con el ejemplo de Dove, esta marca ayuda a la gente a sentirse bien y aceptar su cuerpo tal y como es. Esa creencia que agrega valor a la vida de las personas es su propósito de marca.

Imagen de BrandingJournal.com

Los propósitos de marca también ayudan a definir los mensajes de comunicación de forma muy clara, a escoger alianzas estratégicas de forma óptima, a mantenerse firme en los valores de la marca y a desarrollar una cultura corporativa con una misión a largo plazo.

¿Qué debe de tener una marca con propósito?

En un mundo en el que los consumidores pueden averiguar rápidamente si una marca está cumpliendo su promesa, es crucial que las marcas:

  1. Sean Transparentes
  2. Creen Conexiones Emocionales
  3. Sean Auténticas y Humanas

Debes recordar que un gran propósito necesita ser seguido por un compromiso sostenible, auténtico y a largo plazo de la marca para lograrlo. De nada sirve tener ser una marca con propósito sino defines la estrategia y acciones que te ayudarán a cumplirlo. Toma esto en cuenta en tus planes estratégicos.

Imagen de Huggies.com

Ejemplos de marcas con propósito

1. Axe

Axe, una marca de Unilever, se centra en un grupo demográfico masculino joven. Definió su propósito de “romper el ciclo de la masculinidad tóxica proporcionando a los hombres recursos para vivir más libremente” y creó una campaña de contenido entorno a las solicitudes de búsqueda de Google que comienza con “¿está bien que los hombres….?

 

2. Barbie

Este año Barbie implementó un propósito de marca a raíz de un estudio que revela que “las niñas pierden confianza en si mismas y no se imaginan que pueden llegar a ser cualquier cosa en la vida”. Ese momento crucial en el que pierden la confianza la llamaron “Dream Gap” o la brecha de los sueños.

Mattel lanzó el proyecto “Dream Gap”, una iniciativa a largo plazo para financiar la investigación continua que explora por qué las niñas a menudo pierden la confianza, así como los esfuerzos para cerrar la brecha perceptiva entre niños y niñas. También está desarrollando contenidos de Barbie para hablarle directamente a las niñas de que pueden llegar a cumplir sus sueños.

 

 

Los consumidores necesitan cada vez más marcas y productos que añadan un significado real a sus vidas, y los empleados necesitan entender cuál es el verdadero propósito de trabajar para una organización específica. Las marcas necesitan no sólo representar sus productos, sino también a las personas que están detrás de ellos.